Reclamación por responsabilidad patrimonial

Por responsabilidad patrimonial sanitaria entendemos aquella obligación que tienen las Administraciones Públicas respecto de la indemnización por negligencia médica que eventualmente provoque el servicio público de salud al paciente.

Éste es un concepto fundamental y paralelo a los de la responsabilidad civil, si bien hay que recordar que sólo aparece cuando los daños se producen en un centro público o por personal de las Administraciones Públicas.

 

Regulación de la responsabilidad patrimonial sanitaria

La Constitución Española determina, en su artículo 106.2, el derecho que tienen los particulares de percibir las correspondientes indemnizaciones por cualquier lesión que se les produjera afectando sus bienes y derechos, excepto en caso de que se generaran por cuestiones de fuerza mayor, y siempre en los ámbitos públicos.

El artículo mencionado introduce la idea o principio de responsabilidad patrimonial, presente en la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público. Esta norma convive con otras relevantes, para zanjar el grado de responsabilidad patrimonial sanitaria, y dirimir la atribución de competencias y gestión del sistema de salud.

Como expertos en negligencias médicas, desde Hidalgo Fernández Abogados sabemos muy bien las múltiples dudas que pueden surgir en estas situaciones, dado el entramado complejo que suponen estas legislaciones que se pisan entre sí, y que tornan clave el asesoramiento de los abogados para negligencias médicas.

Las reclamaciones por negligencias médicas en los contextos privados ya suponen cierta dificultad, por lo que es evidente que en los contextos públicos las cosas se complican aún más, y la intervención de un abogado no solo es útil, sino indispensable, si además se tiene en cuenta que los plazos para reclamar son acotados.

 

¿Cuándo se puede reclamar la responsabilidad patrimonial sanitaria?

Ésta es una de las consultas más buscadas por nuestros clientes, ya que la mayoría de ellos únicamente han escuchado hablar superficialmente de la responsabilidad patrimonial y desconoce cómo se aplica.

Como regla general, la responsabilidad patrimonial sanitaria entra en escena en esos episodios en los que la lesión provocada por el centro público o por personal de las Administraciones Públicas pueda evaluarse económicamente.

Es decir, es imprescindible que haya una relación directa entre la participación de la sanidad pública y la causalidad de la lesión, como que ésta pueda ser cuantificada en términos de dinero, para establecer así una compensación.

A diferencia de lo que pasa con la responsabilidad civil, la responsabilidad patrimonial de las Administraciones Públicas es objetiva, de forma se debe indemnizar a la víctima (o, en su defecto, a los familiares) si se le provoca la lesión, y también cuando dicha lesión no se haya evitado.

 

¿Cómo se reclama la responsabilidad patrimonial sanitaria?

Decíamos que los plazos son acotados, por lo que el proceso de reclamación debe ponerse en marcha lo antes posible, contactando con abogados que atesoren conocimientos y experiencia concreta en negligencias médicas.

Al ser un proceso extremadamente engorroso, cuanto antes se inicie el mismo y mayor cantidad de información logre recabarse para realizar la demanda ante la justicia, mayores serán las probabilidades de un fallo a nuestro favor.

Deja un comentario