Muerte cerebral tras un error médico

Como hemos explicado en otras entradas de nuestro blog, una negligencia médica consiste en un acto médico mal realizado por parte del personal sanitario, que se desvía de los estándares aceptados en la comunidad médica y que causa lesiones que, en algunos casos, pueden ser perjudiciales para el paciente.

La muerte cerebral, junto con la parálisis cerebral y el coma vígil (o estado vegetativo), es una de las consecuencias más catastróficas que una negligencia médica acarrear: estaríamos delante a un cese completo e irreversible de la actividad cerebral.

La muerte cerebral se produce cuando hay una falta de sangre y oxígeno en el cerebro, lo que provoca la muerte de los tejidos; los órganos pueden seguir funcionando durante un tiempo, gracias a la ayuda de un respirador.

¿Qué negligencias médicas pueden provocar la muerte cerebral?

Desafortunadamente, son muchos los casos en los que una negligencia médica puede ser la responsable de la muerte cerebral de un paciente. Entre los más habituales, podemos destacar los siguientes.

Negligencia médica durante el embarazo o el parto

Como detallamos en otros artículos de nuestro blog (clic aquí para más información), muchas de las negligencias médicas que se producen durante el parto, están relacionadas con la falta de las debidas pruebas y de un diagnostico precoz durante el embarazo. 

La perdida fetal durante el embarazo es una de las causas más comunes de la muerte cerebral del bebé que puede producirse después de la semana 20 de embarazo. 

Otros casos de muerte cerebral durante el embarazo y el parto pueden estar relacionados con el desprendimiento de  la placenta, la vuelta de cordón umbilical, el síndrome de aspiración de meconio (SAM), etc.

Anestesia general

En algunos casos, aplicar anestesia general a un paciente, puede significar poner en peligro su vida. Por ello antes, es fundamental que, antes de aplicar la anestesia, se realice un preoperatorio.

En ocasiones, la capacidad cardiorrespiratoria del paciente puede verse afectada por la anestesia general y, si el anestesista no está presente durante el acto médico o no se percata a tiempo de la gravedad de la situación, se puede producir un periodo prolongado de hipoxia cerebral (o sea una falta de oxigeno que debería llegar al cerebro) y, debido a ello, la muerte cerebral.

Retraso asistencial de una ambulancia

Si un paciente sufre una parada cardiorrespiratoria y los servicios de emergencia se retrasan en llegar más de lo establecido en los protocolos médicos, los daños que pueda sufrir serán considerado consecuencias de una negligencia médica.

¿La muerte cerebral tiene relación con el coma?

Contrariamente a lo que se pueda pensar, la muerte cerebral es muy distinta del coma vegetativo: mientras que un paciente puede seguir muchos tiempo en coma vigil siendo capaz de respirar por sus propios medios, si se produce la muerte cerebral el paciente dejará de respirar por sí solo (pues hará falta el uso del respirador). 

Deja un comentario