Negligencia médica en la administración de la sueroterapia

Debido a sus múltiples beneficios, en los últimos años la sueroterapia se ha convertido en un tratamiento muy popular, no solo en los hospitales o clínicas médicas.

Consiste básicamente en la administración de vitaminas y minerales por vía intravenosa, con la finalidad de favorecer la curación y fortalecen el sistema inmunológico.

 

¿Para qué sirve la sueroterapia?

La combinación de vitaminas y minerales que se usan en la sueroterapia pueden ayudar a: desintoxicar y revitalizar nuestro organismo, fortalecer las defensas, eliminar la fatiga crónica y el insomnio, mejorar la apariencia de la piel, uñas y cabello, retrasar el envejecimiento cutáneo, etc. Además, este tratamiento sirve para aliviar los síntomas de la resaca así como reducir ciertas adicciones (a la nicotina, por ejemplo).

Muchos de los que han probado este tratamiento afirman sentirse mejor después de su administración; sin embargo, esto puede deberse a que se trata de una manera rápida de hidratar el organismo.

 

¿Quién puede beneficiarse de la sueroterapia?

Se aconseja para aquellos que sufren de asma, migrañas, fatiga crónica, fibromialgia, estrés y alergias musculares entre otras, aunque realmente no existen pruebas contundentes de su efectividad.

Sin embargo, es importante mencionar que este tratamiento puede ser muy efectivos para aquellos que padecen enfermedades gastrointestinales que interfieren en la absorción de nutrientes, pues las vitaminas administradas por vía intravenosas pueden proporcionar al organismo los nutrientes que el estomago no consigue absorber.

 

¿Cuáles pueden ser los riesgos de este tratamiento?

Se conoce que el tipo de vitamina que se utiliza para esta terapia son solubles al agua, por ello el cuerpo solo asimilará lo que necesite y eliminará el exceso a través de la orina. Los sueros se personalizan según las necesidades de cada paciente.

Aunque no suelen ser muchos, existen casos de negligencias médicas relacionados con la sueroterapia que pueden acarrear problemas graves e, incluso, la muerte del paciente. Los errores médicos relacionados con la sueroterapia, suelen referirse a un error en la administración del tratamiento: dosis inadecuada y superior a lo debido, composición del suero incorrecta, error en la prescripción o interpretación errónea de la prescripción por parte del personal sanitario, etc. 

 

*Si precisas del asesoramiento de un abogado en negligencia médica, no dudes en contactarnos: desde Hidalgo Fernández Abogados queremos ayudarte.

Deja un comentario