Negligencias y diabetes: lo que debes saber

La diabetes es una enfermedad caracterizada por la incapacidad del cuerpo para procesar la glucosa, lo que normalmente provoca algunos síntomas que pueden ser perjudiciales para el organismo, destacando entre ellos los elevados niveles de azúcar, que el paciente debe controlar.

Cabe aclarar, asimismo, que existen distintos tipos de diabetes:

  • Diabetes tipo 1: es una enfermedad heredada, que se presenta desde la infancia y tiene su explicación en un desorden genético que impide que el páncreas cree insulina por su cuenta, viéndose imposibilitado de regular la glucosa para que la aprovechen las células.
  • Diabetes tipo 2: es una enfermedad que se desarrolla en la adolescencia o en la edad adulta, que no tiene antecedentes genéticos, y en la que el cuerpo sí puede producir insulina, pero tiene cierta resistencia a la hormona, por lo que no puede realizar esta función como debería.
  • Diabetes gestacional: es una enfermedad de las mujeres, que pueden volverse diabéticas mientras están cursando el embarazo, una situación de riesgo no sólo para su vida posteriormente, sino también a la hora de llevar adelante el nacimiento.

 

Negligencias médicas alrededor de la diabetes

Por sus efectos, la diabetes debe no sólo ser diagnosticada a tiempo, sino además ser tratada de modo constante, suministrándose un tratamiento adecuado al individuo que la sufre, siguiendo éste una dieta concreta, etc. Por lo tanto, sin una asistencia médica a la altura de sus necesidades, el paciente podría verse perjudicado gravemente, lo que obliga a conocer las malas praxis más comunes en tales casos.

Dicho esto, la diabetes es un factor de riesgo ante episodios específicos (como un ictus, una distocia de hombros), o a la hora de indicarle cualquier tratamiento a una persona enferma, de ello la gravedad de desatender esta problemática y las implicaciones de la misma ante prescripciones a los pacientes. 

Por ejemplo, en el caso de las mujeres que tienen una diabetes gestacional, ésta suele hacer que el crecimiento del bebé sea más acelerado, por lo que deben explorarse todas las opciones de parto disponibles, como la cesárea, en caso de que el nacimiento por vía vaginal represente un peligro. 

En las sentencias española sobran causas en las que se ha pasado por alto una diabetes, negligencia médica que lleva al damnificado a convivir con una peor calidad de vida, o incluso a la muerte. Precisamente por eso, el médico tiene que chequear siempre que el paciente no sea diabético y gestionar convenientemente esta situación. 

 

¿Qué hacer ante un caso de mala praxis relacionado con la diabetes?

Si consideramos que se entiende como mala praxis a todas aquellas acciones médicas que, de haber sido las correctas, hubieran permitido salvaguardar la salud del paciente, pero en su lugar acabaron empeorando su condición o incluso acabando con su vida, entonces hay que actuar con celeridad en cuanto ocurren estos sucesos, contactando de inmediato con un bufete de abogados especialistas en negligencias médicas. 

Estos profesionales se encargan de repasar los hechos, presentando la demanda contra el médico y/o clínica, con todas las pruebas que demuestran la negligencia y sustentan la reclamación de una compensación económica o indemnización en favor de la víctima directa o sus familiares.

Deja un comentario