Nexo de causalidad: qué es y cómo probarlo

En el ámbito de las negligencias médicas, el de nexo de causalidad es un concepto importantísimo, dado que no es suficiente que la víctima de mala praxis y su bufete de abogados especialistas en negligencias médicas demuestren que hay una secuela producto del mal hacer del profesional, sino que deben probar la causalidad del hecho.

Es decir, tienen que quedar absolutamente claro que los daños físicos y/o psicológicos del paciente que fue sometido a alguna clase de tratamiento, guardan una relación directa con la negligencia médica.

Eso es lo que se conoce como nexo de causalidad, y muchas personas que han sido damnificadas por una atención sanitaria deficiente lo olvidan a la hora de iniciar una reclamación ante la Justicia, con malas consecuencias para la obtención de indemnizaciones. 

 

¿En qué consiste el nexo de causalidad?

Esta idea está basada en la necesidad de establecer una asociación entre una acción u omisión que puede haber tenido el médico, con el daño que esa mala praxis ha causado en el individuo tratado.

Sólo determinando la consecución de dichos eventos le será otorgada a la víctima, o sus familiares, una indemnización por la negligencia médica sufrida. Es indispensable que su abogado pueda probar la relevancia de la participación de los profesionales sanitarios en los hechos que han provocado el deterioro en la salud del paciente.

Este concepto, que está recogido en las leyes que regulan la Responsabilidad Civil de los médicos, indica que es imprescindible la determinación de la responsabilidad para proceder a la indemnización. De lo contrario, se entenderá que sólo hay conjeturas, y no se ha evidenciado que la acción sanitaria fuera la causa del problema inicial y los que deriven del mismo.

De igual forma, esta certeza probatoria absoluta tiene que despejar cualquier duda acerca de si ese daño se ha producido como consecuencia de una maniobra irresponsable, y el deterioro podría considerarse “previsible” y “evitable”. Todas estas condiciones tienen que cumplirse para poder relacionar la mala praxis con la disminución de la calidad de vida o el fallecimiento del paciente. 

 

¿A quién corresponde demostrar el nexo de causalidad?

Como hemos mencionado anteriormente, es el perjudicado junto a sus abogados para negligencias médicas quien debe aportar las pruebas que demuestren el nexo de causalidad entre la negligencia médica y sus resultados. 

Es fundamental, por estas razones, que la o las víctimas de la mala praxis acudan de inmediato a un abogado especializado en negligencias médicas y con experiencia con el tipo de situaciones que estamos describiendo, para que éste comience a recabar, tan pronto como sea posible, aquellas pruebas que identificarán al profesional de la salud como el responsable.

La clave está en la pericia del abogado, la cual aumentará considerablemente si se dedica únicamente a esta rama legal, ya que son varios los motivos por los que un juez puede desestimar una denuncia por negligencia médica. Si no se hace correctamente desde el principio, es probable que el damnificado termine quedándose sin su compensación.

Desde Hidalgo Fernández Abogados podemos ayudarte a conseguir una indemnización acorde a lo ocurrido. No dudes en contactar con nuestro despacho para consultarnos tu caso.

Deja un comentario