Negligencias médicas relacionadas con enfermedades cardíacas

En líneas generales, estamos al tanto de que la cardiología es una especialización de la medicina dedicada al estudio, diagnóstico y tratamiento de cuadros del corazón y el aparato circulatorio, y por tanto, quienes intervienen quirúrgicamente son los cirujanos cardiovasculares.

Hecha esta aclaración, se espera que el profesional de la salud experto en enfermedades cardíacas, pueda atender a pacientes que sufren diferentes afecciones en los órganos que comprende este sistema fundamental para el funcionamiento del organismo, el motor del cuerpo humano.

Lamentablemente, como en el resto de ramas de la medicina, conocemos casos de negligencias médicas en el ámbito cardíaco. Por lo sensible de esta especialidad clínica, muchas veces una mala praxis trae la peor consecuencia posible, que es la muerte del paciente. Y cuando no se llega a este punto, pueden aparecen como resultado de una mala actuación, todo tipo de trastornos y/o dificultades.

 

Negligencias médicas en cardiología

Las tareas más básicas de un cardiólogo son la palpación y auscultación del pulso, el tensiómetro, realización de electrocardiogramas y resonancias magnéticas y, en eventos de mayor gravedad, bypasses, angioplastias coronarias transluminales e implantación de los marcapasos.

Como se puede ver, son tantas las labores de las que se encargan, que las probabilidades de errores o fallos son también muy altas, y van desde las menores hasta las mayores, que pueden desencadenar en el fallecimiento del paciente.

Si es por frecuencia, la negligencia médica más habitual se da en torno a los infartos de miocardio. Para controlar esta situación es de vital importancia la celeridad del médico, por lo que una demora en la llegada de la ambulancia al domicilio o lugar del episodio, o la falta del equipo necesario para poder actuar según lo indican en los protocolos, puede derivar en el deceso del paciente.

También se contemplan como parte de las negligencias médicas más comunes, las miocardiopatías, arritmias, o cardiopatías congénitas. Éstas, casi siempre, por una tardía detección del problema.

 

¿Cómo proceder ante una mala praxis en cardiología?

Si tú mismo o un familiar ha padecido una mala praxis cardíaca o sospecha que puede haber existido una negligencia médica del cardiólogo que le atendió, inmediatamente debe contactar con un abogado experto en negligencia médica, para que comience a reunir las pruebas esenciales que demostrarán, durante el juicio, que existe nexo de causalidad entre acción y daño.

De hecho, lo más recomendable sería acudir a un abogados siempre que se hallen irregularidades en la atención o el tratamiento de un individuo con infarto de miocardio, miocardiopatías, arritmias y cardiopatías desarrolladas o congénitas.

En ocasiones, los pacientes tienden a pensar que la situación ha sido gestionada correctamente por los médicos que les atendieron, pero tan pronto se tenga conocimiento de alguna anomalía que afecte negativamente a su calidad de vida, se debe contactar a un abogado especialista en negligencias médicas. 

Ésta es la única forma para que, de probarse la responsabilidad y por ende la negligencia médica, cualquier víctima de un error cometido por los profesionales de la salud pueda optar por una compensación económica.

Deja un comentario