Consecuencias de las negligencias médicas relacionadas con casos de cáncer

El cáncer es una de las enfermedades más comunes que existen. Lamentablemente, millones de personas alrededor del mundo fallecen todos los años tras sufrir un problema de salud que aún no tiene una cura segura, sino sólo tratamientos paliativos, que eventualmente lograrán hacer desaparecer las células cancerígenas, sobre todo si se las ataca de inmediato.

Justamente, esta característica del cáncer hace que un diagnóstico temprano pueda resultar fundamental para aumentar las probabilidades de supervivencia del paciente, convirtiendo un diagnóstico tardío en una negligencia médica grave. 

Es decir, una mala praxis en la evaluación y el diagnóstico del cáncer, tiene una incidencia directa en la esperanza de vida del individuo que lo padece, por lo que es habitual que, cuando se cometen estos errores, los propios damnificados o sus familias realicen una denuncia contra los profesionales de la salud que les atendieron, pidiendo una indemnización.

 

Ejemplos de negligencias médicas relacionadas con el cáncer

Los errores médicos relacionados con el cáncer pueden ser muy diferentes entre sí, por ello los abogados expertos en demandas contra profesionales de la salud y clínicas médicas destacan situaciones específicas como aquellas que son más frecuentes, y que vamos a analizar a continuación.

Cáncer de mama

Una de las negligencias más imperdonables es la que refiere al cáncer de mama, sobre todo porque, de ser abordado a tiempo, es una clase de cáncer que se suele curar la mayoría de las veces, con un altísimo índice de supervivencia, y en el que las secuelas en los primeros estadios son mínimas.

La mala praxis más recurrente es el retraso en el diagnóstico, que puede hacer que quien esté afectada por un cáncer de mama pierda valiosos meses que dañen su bienestar, o acaben con su vida directamente. Por lo tanto, es primordial que las células malignas sean detectadas cuanto antes.

Linfoma de Hodgkin

Otra negligencia importante que no podemos obviar es la del linfoma de Hodgkin, un cáncer que se produce en el sistema linfático, que es a su vez parte del sistema inmunitario, y que se descubre en general como consecuencia de un ganglio inflamado. El paciente presenta dolores de espalda, de leve o media intensidad, que con el transcurrir de las semanas se irán volviendo insoportables.

Cáncer de vejiga

Como en el cáncer de mama, el retraso de diagnóstico es el mayor riesgo que tiene el cáncer de vejiga, dando lugar a síntomas como la hematuria (sangre en la orina) que debería ser asociada automáticamente a esta enfermedad.

Cáncer de próstata

Con los hombres como su principal víctima, el cáncer de próstata tiene una negligencia habitual en la falta de control sobre posibles restos de células cancerosas dentro del organismo. Descuidar por tanto la recuperación postoperatoria es tan peligroso como realizar una evaluación incorrecta.

 

¿Qué hacer ante una negligencia médica en pacientes con cáncer?

Si sufres algún tipo de cáncer y consideras que no has sido atendido correctamente, al igual que si un familiar o ser querido ha visto frustrada su recuperación por una mala praxis médica, debes ponerte en contacto con un despacho de abogados especialistas en negligencias médicas para recabar todas las pruebas que sean necesarias y denunciar el ocurrido en la búsqueda de una compensación económica que pueda resarcir parte del daño causado por la negligencia médica. 

Deja un comentario